Cómo iniciar la alimentación complementaria

alimentación complementariaEl inicio de la alimentación complementaria genera muchas dudas ¿cuándo y cómo iniciarla? ¿empiezo con frutas, verduras o cereales? ¿qué cantidad? ¿a qué hora debe comer?

¿Qué es la alimentación complementaria?

Son aquellos alimentos que se ofrecen a los bebés a una edad determinada para, como el mismo nombre indica, complementar el alimento principal, que es la leche (ya sea materna o de fórmula).

¿Cuándo iniciar la alimentación complementaria?

La OMS recomienda continuar con lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y a partir de esa edad iniciar con la introducción de sólidos. La leche humana es el alimento perfecto, al menos, los primeros seis meses de edad de  un bebé sano; no hay motivo para añadir otros alimentos a la dieta de un bebé lactante antes de ese tiempo.

Ahora bien, esto no es una regla inquebrantable. Hay bebés que pueden iniciar un poco más temprano o un poco más tarde la alimentación complementaria. Por ejemplo, los bebés con tendencia a las alergias pueden rechazar los alimentos sólidos incluso a los siete y ocho meses de edad; así como una reacción instintiva el bebé se protege de los alimentos que pueden causarle problemas.

 ¿Cómo saber si el bebé está listo para la alimentación complementaria?

Tu bebé te hará saber cuando esté listo para iniciar la alimentación complementaria; guíate por él y no por el calendario. Hay algunas señales básicas para saber que el bebé está preparado para recibir alimentación complementaria

  1. Es capaz de sentarse estable sin ayuda.
  2. Pierde el reflejo de extrusión que hace que los niños expulsen la cuchara con la lengua.
  3. Muestra interés por la comida de los adultos
  4. Sabe mostrar hambre y saciedad con sus gestos. Si tiene hambre abre la boca y mueve la cabeza hacia delante; si está saciado, cierra la boca y mueve la cabeza hacia un lado.

 ¿Cómo empezar la alimentación complementaria?

Lo mejor es sentar al bebé en su sillita o en tus piernas y permitir que toque, se unte, manche y tire; así estará experimentando la comida con todos sus sentidos.

Al principio comerá una o dos cucharadas y poco a poco aumentará la cantidad. No te angusties, recuerda que la alimentación complementaria es eso, complementaria; su principal alimento sigue siento la leche. No lo obligues a comer.

Los alimentos no necesariamente deben estar triturados, sino que basta que sean de consistencia blanda y puedan ser aplastados o troceados con un tenedor.

¿Con qué empezar la alimentación complementaria?

Aunque todas las mamás recibimos instrucciones del pediatra sobre cuales son los mejores alimentos para empezar la alimentación complementaria por tal o cual razón, la verdad es que estas recomendaciones son tan variadas como pediatras y culturas hay.

El objetivo de la alimentación complementaria es ir introduciendo al bebé a la dieta familiar, y las dietas familiares son distintas de un país a otro, por lo que los alimentos con que se inicia la alimentación complementaria en cada país serán diferentes… ya no hablemos de países, de regiones en un mismo país, o de una familia a otra.

No hay ninguna base científica para recomendar la introducción de un alimento antes que otro siempre que al principio se trate de alimentos sanos con poco potencial alergénico. Se puede empezar tanto por la fruta, la verdura o los cereales.

No hay ninguna base científica para recomendar que un alimento determinado deba darse a una hora determinada (por ejemplo: verdura por la mañana y fruta por la tarde); cualquier alimento puede darse a cualquier hora.

El inicio de la alimentación complementaria es toda una aventura tanto para el bebé como para sus padres, ¡disfrútenla!

Si quieres saber más te recomiendo mucho este Audio de la conferencia de Carlos González sobre Alimentación Complementaria disponible por parte de Mónica Salazar de Familia Libre – Blog sobre crianza respetuosa y vida alternativa en familia

Escuela De Padres Primerizos

Comments Closed