Como criar a los hijos – Padres controladores

padres controladores

David Castillo Dominici / freedigitalphotos.net

Los padres controladores pueden ahogar el desarrollo de la personalidad de sus hijos pues quieren estar al tanto de cada detalle de su vida y decidir  todo por ellos.

Hace un tiempo escribí dos artículos comparando la crianza con apego y la sobreprotección ya que a veces se dice que los padres que criamos con respeto a nuestros hijos somos sobreprotectores. Nada más alejado de la realidad.

Los padres controladores tienden a ser sobreprotectores pues aplican la idea de que “los padres sabemos más”, “yo tengo más experiencia”. Desde luego no pretenden dañar a sus hijos; sin embargo, la constante intromisión y crítica disminuye la confianza de los niños.

Es cierto que los niños, al inicio, no pueden distinguir lo que es bueno o malo para ellos y es donde los padres controladores sienten que deben usar toda su experiencia y capacidad de juicio para cuidar y ayudar a sus hijos. Sin embargo, es muy fácil cruzar la frontera entre la preocupación genuina de unos padres responsables y la represión a la libertad de un niño.

Adolescentes con padres controladores

Los padres controladores quieren tomar decisiones por sus hijos y eso impide que puedan desarrollar su propio poder de decisión. He tratado con adolescentes con padres controladores que cuando llega el momento de tomar una decisión importante; por ejemplo elegir la carrera que estudiarán, no pueden hacerlo y terminan estudiando lo que sus padres creen que les conviene.

Sobra decir que estos adolescentes están hartos de tener unos padres que quieren controlar todo y anhelan el momento de ser independientes para poder salir de su casa – y no regresar nunca, o en un buen tiempo-.

 Cómo afecta el comportamiento de los padres controladores a los niños

Cuando los padres toman todas las decisiones por su hijo el niño pierde el sentido de lo que está bien y lo que está mal, no adquieren el sentido de la responsabilidad porque están acostumbrados a tener alguien que decida por ellos, buscan quien les indique lo que deben hacer y cómo hacerlo.

Los niños necesitan hacer sus propios juicios, tomar sus propias decisiones, equivocarse y desarrollar su autoestima. Necesitan saber que tienen el control de su vida.

 Características de los padres controladores

  • Se niegan a tener discusiones o a escuchar el punto de vista del niño.
  • Si permiten al niño expresar su punto de vista, los padres controladores difícilmente aceptarán que su hijo tiene razón.
  • Vigilan y analizan cada acción del niño.
  • No permiten que el niño tome sus propias decisiones y critican sus opiniones
  • Esperan perfección en todo lo que hace su hijo.
  • Investigan todo acerca de las actividades de su hijo y de sus amigos.
  • Si su hijo tiene ganas de salir, los padres controladores intentan disuadirlo y, si sale, estarán comunicándose constantemente.
  • Adoptan un estilo de crianza autoritario.

Si te reconoces en las características de los padres controladores reflexiona y trata de averiguar la causa de tu comportamiento. Tal vez tus padres también fueron controladores, tal vez tienes expectativas poco realistas para con tu hijo y esperas que sea perfecto en todo, o tal vez estás tratando de cumplir en tu hijo los sueños que no realizaste.

Los niños necesitan nuestra guía y por supuesto, no pueden tomar todas las decisiones mientras son niños; sin embargo, debemos respetar su personalidad, ayudarlos a ser autónomos y a dirigir su propio desarrollo. Nuestro papel, como padres  es orientarlos, contenerlos y apoyarlos. Los padres controladores quieren vivir la vida de sus hijos y eso no es sano para nadie.

Escuela De Padres Primerizos

Comments Closed