Consejos para dormir a los bebés

consejos dormir bebe niñosAyer por la noche, mientras estaba en Facebook compartiendo unas fotos ví que una amiga de mi hermano preguntaba “¿qué hago para dormir a mi bebé?”, le dí algunas ideas y prometí escribir algo al respecto.

Aquí les comparto los consejos de Elizabeth Pantley, autora de “The No-Cry Sleep Solution”.

8 consejos sobre el sueño de los niños.

Las siguientes ideas son útiles para los niños de cualquier edad. Estos tips pueden mejorar no solamente el sueño del niño, sino también su estado de ánimo durante el día y además, también pueden ayudar a mejorar tu sueño.

  1. Mantén un horario consistente para dormir y para despertarse. El reloj biológico ce tu hijo tiene una fuerte influencia en sus periodos de vigilia y de sueño. Al establecer un horario para dormir y para despertar vas ajustando ese reloj para que funcione correctamente. Intenta que el horario para dormir sea temprano. Para los niños pequeños funciona bien una hora de acostarse entre 6:30 y 7:30. La mayoría de los niños duermen mejor y por más tiempo cuando se duermen temprano.
  2. Intenta que duerma siestas todos los días. Las siestas diarias son importantes porque para un niño activo es difícil pasar todo el día sin tomar un descanso. Los niños que no duermen siesta, suelen despertar de buen humor pero conforme avanza el día se ponen molestos, inquietos o hiper-alertas. La duración y la calidad de las siestas afectan el sueño nocturno,  si hay buenas siestas habrá mejores noches.
  3. Ajusta el reloj biológico de tu hijo.  Aprovecha el reloj biológico de tu hijo para que cuando llegue el momento de dormir esté cansado. La oscuridad hace que se liberen hormonas del sueño, es como un botón biológico para “apagar”.  Puedes ir ajustando el sueño de tu hijo al mantener las luces tenues cuando se acerca la hora de dormir. Al exponer a tu hijo a las luz diurna es como si presionaras el botón “encender” en su cerebro y entonces sabe que es hora de despertar y de activarse. Así que mantén tus mañanas luminosas.
  4. Desarrolla una rutina consistente para ir a dormir. Las rutinas brindan seguridad a los niños. Una rutina constante y relajada permite a tu hijo pasar de todo el movimiento y agitación del día a un estado tranquilo de sueño. Una rutina organizada te ayuda a coordinar las actividades de “antes de dormir”; por ejemplo: cena, baño, pijama, cepillar dientes. Una rutina ayuda (a los papás) a funcionar en “piloto automático”al final del día cuando solemos estar más cansados y menos creativos.
  5. Crea un ambiente de sueño agradable. El lugar donde duerme tu hijo puede ser una clave para su calidad de sueño. Asegúrate de que el colchón sea cómodo, que las mantas sean cálidas, que la temperatura ambiente sea agradable, que la pijama sea cómoda y que el ambiente en general sea acogedor y que invite al descanso.
  6. Dale una alimentación adecuada. Los alimentos pueden afectar el nivel de energía y somnolencia. Los hidratos de carbono pueden tener un efecto calmante en el cuerpo, mientras que los alimentos altos en proteína o azúcar activan el estado de alerta, especialmente si se ingieren solos.Algunas ideas para la cena son: tostadas de trigo integral y queso, pan con crema de cacahuate, avena con plátano, yogurt y granola baja en azúcar.  La falta de vitaminas debida al consumo de alimentos poco saludables puede afectar el sueño de tu hijo. Asegúrate de ofrecerle una variedad de alimentos saludables todos los días.
  7. Ayuda a tu hijo a estar sano y en forma. Muchos niños no tienen suficiente actividad física diaria. Ver demasiada televisión y la falta de actividad les impide dormir bien. Los niños que hacen ejercicio todos los días se duermen rápidamente, duermen mejor, duermen más tiempo y se levantan con energía. Evita la actividad física antes de la hora de dormir porque el ejercicio es estimulante. Lo que quieres es que se acueste en la cama, no que esté saltando en ella.
  8. Enseña a tu hijo a relajarse. Hay niños que se acuestan pero no saben qué hacer una vez que están ahí.  Es de gran ayuda seguir una rutina que lo ayude a relajarse y le genere somnolencia. Un ritual típico es el de contar un cuento para dormir. Un niño que escucha a su papá o mamá contarle un cuento tiende a quedarse quieto y escuchar la historia. Ese estado le ayuda a irse durmiendo.

Trabaja con estas ocho ideas y verás mejoras en el sueño de tu hijo, y en el tuyo también.

Hasta aquí los consejos de Elizabeth Pantley; aunque parece que son únicamente para niños grandecitos, algunas ideas pueden ponerse en práctica con los bebés.

Mañana mi  experiencia respecto a estos consejos. ¿Quieres compartir tus ideas y consejos para dormir a los niños?

Escuela De Padres Primerizos

Comments Closed

Comments

  1. En lo personal creo que son los mejores consejos que leí cuando nació mi bebé, los pusimos en práctica, hasta el momento creo que mi hijo duerme muy bien!!!
    Lo que más no sirvió es la rutina para ir a la cama, claro que ahora que ha crecido hay días que no se sigue al pie de la letra pero es muy fácil llevarlo a dormir :)
    Hace poco una amiga me comentaba que su hijo es muy inquieto y que no toma siesta, por la noche tampoco duerme muy bien y siempre esta molesto…… creo que necesita tomar en cuenta estos consejos!!!

  2. Roxy González :

    A mí también me han dado muy buenos resultados Claudia. Invita a tu amiga a leer este artículo :)

    Gracias por tu comentario.

  3. Adriana Arauz :

    Josué sigue despertando un par de veces por las noches, el hijo de uno de mis amigos quien es mayor que mi hijo por solo 10 días, ya duerme de corrido de 11pm a 6 o 7am, no se que debo hacer para que Jos duerma de esa manera!!! solo tiene 8 meses

    • Roxy González :

      Ady, tu bebé está muy pequeñito. Todos los bebés son distintos, algunos duermen más y otros menos.

      Incluso hay algunos que aunque dormían “toda la noche” empiezan a despertar más seguido alrededor de esa edad.

      El sueño de los bebés es muy diferente al sueño de los adultos, si lo entendemos y lo aceptamos no nos angustiaremos tanto.