¿Qué son las contracciones de Braxton Hicks?

contracciones-de-braxton-hicksUna contracción uterina es cuando el útero (que es un músculo) se tensa y luego se relaja. Por medio de las contracciones el cuerpo se prepara para expulsar al bebé pues hay presión en la parte superior del útero que empuja al bebé hacia el canal cervical. Esta presión ocasiona que el cuello uterino o cérvix se adelgace o se “borre”; el cuerpo se prepara para que el bebé salga.

Regularmente cuando pensamos en contracciones lo que nos viene a la mente es el dolor y que el trabajo de parto ha empezado pero no siempre es así. Hay un tipo de contracciones conocidas como contracciones de Braxton Hicks (descritas por primera vez en 1872 por John Braxton Hicks) que son contracciones esporádicas y pueden empezar desde la sexta semana de embarazo aunque no se sientan.

Las contracciones de Braxton Hicks son una especie de contracciones “de entrenamiento” que permiten al cuerpo ir practicando para cuando llegue el momento del parto. Por lo general estas contracciones pasan desapercibidas pues duran poco tiempo y son ocasionales.

Conforme el embarazo va avanzando pueden hacerse más notorias y a veces se confunden con las contracciones de parto. Por lo general, las contracciones de Braxton Hicks son indoloras y en algunas mujeres provocan una leve incomodidad.

¿Cómo se sienten las contracciones de Braxton Hicks?

  • Tienden a ser esporádicas, irregulares y repentinas,
  • duran unos 30 segundos (aunque algunas pueden durar hasta 2 minutos),
  • se sienten en la parte frontal del útero,
  • empiezan en la parte superior y van bajando gradualmente
  • desaparecen al cambiar de posición o con la actividad física
  • suelen presentarse por los movimientos que hace el bebé, al realizar algún esfuerzo, al mantener relaciones sexuales o por deshidratación.

¿Cómo diferenciar las contracciones de Braxton Hicks de las contracciones del trabajo de parto?

Aunque provoquen algunas molestias, las contracciones de Braxton Hicks no aumentan de manera constante su duración, ni su intensidad, ni adquieren un ritmo regular y frecuente.

Las contracciones de parto van siendo más largas cada vez, van siendo más intensas y frecuentes conforme pasa el tiempo; se sienten en la espalda baja y hacia el frente del útero y no desaparecen aunque se cambie de posición.

¿Cómo disminuir las molestias de las contracciones de Braxton Hicks?

Si las contracciones de Braxton Hicks causaran algunas molestias se pueden poner en práctica estos consejos:

  • Cambiar de posición o la actividad que se está realizando
  • Recostarse sobre el lado derecho
  • Mantenerse hidratada, pues la deshidratación puede desencadenar las contracciones de Braxton Hicks
  • Hacer caminatas cortas
  • Tomar un baño caliente
  • Hacer ejercicios de respiración y relajación

¿Cuándo acudir al médico?

Se debe acudir al  médico cuando

  • haya más de 4 contracciones por hora antes de las 36 semanas de embarazo o más de 5 contracciones después de las 36 semanas.
  • las contracciones vayan acompañadas de dolor abominal, pélvico o de espalda
  • haya expulsión de algún tipo de flujo vaginal con las contracciones

Escuela De Padres Primerizos

Comments Closed